Google+ Followers

martes, 11 de marzo de 2014

Hay una manera.

Cansada de no ver el número del grosor de la aguja he decidido dedicar la mañana a pintarlas, así si quedan sueltas no tendré que dejarme los ojos.


1 comentario: